Mes: noviembre 2018

La ciudad de Bahía Espinosa

Concepto de “Bahía Espinosa”. Ilustración de Klaus Pillon.

¡Bienvenidos de nuevo a “El Shoggoth Pisador”. Habéis vuelto porque no os quitáis las palabras de maese Goldwin de la cabeza, ¿verdad? No os culpo, si sois unos aventureros como está mandado, la tormenta que se cierne sobre Bahía Espinosa habrá puesto todos vuestros sentidos de cazarecompensas en alerta. Sin duda es una oportunidad única para labrase algo de fortuna ayudando a los ciudadanos más pudientes de esa ciudad ante la tormenta que se avecina. Seguro que os sabrán recompensar, y si lo hacéis bien, quizá incluso llaméis la atención del mismísimo barón Lonsdale. He oído que tiene una hija en edad de desposarse, y que está buscando un buen pretendiente. Quien sabe, si jugáis bien vuestras cartas, alguno de vosotros podría llegar a ser el próximo barón de Bahía Espinosa.

Seguir leyendo

La Siniestra Fortaleza de Bahía Espinosa

Bienvenidos de nuevo a “El Shoggoth Pisador”. No ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos juntamos, ¿verdad? Imagino que os habréis topado con algún grupo de pellejos errantes por el camino, y que habéis pensado que regresar al calor de esta mugrienta posada siempre es mejor que morir bajo la nieve, con los huevos congelados. ¡Pues habéis hecho bien! Precisamente maese Goldwin estaba a punto de contarnos las noticias que vienen del norte, cerca de los Colmillos. ¿Habéis estado alguna vez en Bahía Espinosa? ¿No? Bueno, pues tal vez eso esté a punto de cambiar. Según el maese Goldwin las cosas se están complicando en esa ciudad costera, y un grupo de valientes aventureros como vosotros seguro que podrá aprovecharse de la situación para labrarse un futuro como héroes. Escuchad, Goldwin va a comenzar a hablar…

Seguir leyendo

Hacia la Fortaleza de Bahía Espinosa

Hacía tiempo que no nos encontrábamos junto al fuego de “El Shoggoth pisador”. Han pasado unos meses desde la última vez, y las incursiones en lóbregas mazmorras y pérfidos templos abandonados nos han pasado factura. Recordamos lo optimistas que eramos entonces con respecto a llevar a buen término nuestra búsqueda de gloria, y míranos ahora. La mitad de nosotros apenas podemos levantar ya la espada, y el resto haría bien en retirarse a vender pescado seco en las mugrientas calles de Puerto Blanco. La vida en Los Territorios es dura, como ya sabréis, y rara vez se cumplen los objetivos que nos marcamos. Pero sentaos, tomaos una cerveza con nosotros. Acaban de traer unos barriles desde Sotobosque, y nos han dicho que se trata de una cerveza de calidad, fabricada según la receta de los viejos alar. Bueno, para algo tendrían que ser buenos esos malditos elfos, ¿no es así? ¿Qué os estábamos diciendo…?

Seguir leyendo