Books

En los últimos días hemos estado repasando las reglas de Dungeons & Cthulhu, y teniendo en cuenta varios cambios que se han producido en el juego –muchos de ellos a raíz de los comentarios e ideas que nos habéis propuesto tanto en el blog como en las redes sociales– nos hemos puesto a la tarea de actualizar los capítulos disponibles en la sección de descargas.

Los capítulos que han sufrido algún cambio significativo son el de Reglas Básicas, Cómo crear a tu personaje y Equipo.

El que más cambios ha sufrido es el de Cómo crear a tu personaje. Hemos incluido la descripción y reglas de las Características, con las tablas de Modificador de Desvío por AGI y Peso Máximo por FUE. También hemos decidido que el modificador de Inteligencia determine el número de idiomas inicial que conoce el personaje (y que le costará 1 punto mejorar en cada idioma con los que empiece). El Conocimiento determina ahora los puntos de habilidad iniciales del personaje (CON x 5). Y como –por decisión personal– no hay habilidades sociales (Charlatanería, Engañar, etc.) hemos decidido que sea el Carisma el que supla esta carencia, aunque el Guardián puede decidir no usarlo en absoluto y dejar todo en manos de la interpretación de los jugadores.

Así mismo hemos cambiado las habilidades viejas a las nuevas y eliminado el trasfondo y los defectos, pues creemos que son elementos que alargan la creación de la ficha. El trasfondo podrá crearlo un jugador por medio de su imaginación, describiendo la historia de su personaje (como se hacía antes) y los defectos irán apareciendo a medida que los aventureros ganen Corrupción.

En el capítulo de Equipo hemos puesto reglas sencillas para el daño de las antorchas (si se decide golpear con ellas) y también hemos cambiado la tabla de Riqueza inicial por clase. Ahora solo aparecen las 4 clases básicas: Arcano, Buscavidas, Religioso y Luchador.

Y finalmente, en el capítulo de Reglas Básicas hemos añadido una regla que creemos será de gran ayuda a lo largo de una partida: el Esfuerzo. No queremos adelantar nada, mejor lo leéis en el capítulo correspondiente. Si os podemos decir que esta regla surge a raíz de un fallo de diseño que se nos había pasado por alto: ¿qué pasa si tratas de golpear a un enemigo y los modificadores y el Desvío hacen imposible que puedas impactarle, a no ser que sea con un 1 directo en el d100? Imaginad que tenéis un 35% en armas c/c simples, y que el enemigo tiene un 25% de Desvío y además el Guardián decide imponer un modificador de dificultad complicada al combate (–10%) porque este tiene lugar sobre un carro sin control. ¿Cómo vas a golpear a alguien si tienes un 0% total en tu habilidad? Pues para eso está el Esfuerzo.

Ya nos contaréis qué os parecen todos los cambios que hemos implementado en las reglas. Seguro que no van a ser los últimos.