Mouth_of_the_Shadowvein_Frontispiece_for_Blog

Fieles a nuestra actualización semanal (ya nos gustaría que la cosa fuese más rápida, pero no nos da la vida…) hoy os traemos una nueva profesión para Dungeons & Cthulhu, concretamente el buscado, para el que hemos contado con la inestimable ayuda de Fran (alías Sherlock C M) Los buscadores son una de las profesiones clave en la ambientación del juego, ya que son los exploradores de dungeons oficiales, los que tienen bula de la corona (a través de la Liga de Buscadores) para meterse en ruinas ocultas y saquear sus tesoros… y después entregarlos a la Liga, que el mundo está en guerra y hay que colaborar en la causa (aunque esto será decisión de cada jugador, claro está). Os dejamos con la profesión, a ver qué os parece…

EL BUSCADOR

En un mundo asolado por la guerra y la amenaza de las criaturas de los Mitos, donde la magia es un elemento peligroso pero decisivo a la hora de decantar la victoria hacia uno u otro lado, la búsqueda de artefactos misteriosos imbuidos de poderes arcanos puede suponer un elemento definitorio para la victoria que todos ansían.

Estos artefactos y objetos alienígenas, pertenecientes a oscuras civilizaciones y razas, se encuentran repartidos en lo más profundo y recóndito de Los Territorios y las tierras que los rodean. Los narcianos, sabiendo que estas poderosas reliquias podrían significar la victoria sobre el enemigo, llevan años explorando y saqueando templos, tumbas y ocultos dungeons en busca de sus tesoros. Lo malo es que cualquier bandido de tres al cuarto puede arriesgar su vida para hacerse con uno de estos artefactos y después venderlo al mejor postor, con lo que puede acabar en manos poco escrupulosas que podrían usarlo contra los propios Territorios. Es por eso por lo que nació la Liga de Buscadores, con la intención de gestionar todas las búsquedas y llevar un control sobre los artefactos conseguidos.

Los buscadores son aventureros especializados en la exploración de dungeons, experimentados en el difícil arte del saqueo de tumbas y en escapar con vida de las numerosas trampas y monstruos que pueblan estos lugares apartados de la civilización. Un buscador es un aventurero que dedica su vida a la búsqueda de artefactos y objetos mágicos, en la mayoría de los casos para llevarlos a la sede de la Liga de Buscadores más cercana y cobrar su recompensa. Aunque hay casos de aventureros que se convierten en buscadores por el simple hecho de tener “vía libre” para entrar en dungeons controlados por la Liga.

Los buscadores suelen ser buscavidas que deciden aprovechar sus habilidades innatas para una profesión que se beneficia de las dotes de exploración y detección de trampas, aunque también puede haber buscadores luchadores o versados en artes mágicas. La Liga de Buscadores no discrimina a nadie para que entre a formar parte de sus filas.

Aunque no es estrictamente necesario, un buscador oficial formará parte de la Liga de Buscadores y se beneficiará de sus derechos, pero también tendrá que tener en cuenta sus obligaciones. Los buscadores que no formen parte de la Liga serán considerados como parias por la misma, pero podrán seguir avanzando de nivel en su profesión de la forma habitual.

Un buscador sale de aventuras para explorar nuevos dungeons y saquear todos sus tesoros, bien para la Liga o bien por interés propio.

LA LIGA DE BUSCADORES

La Liga de Buscadores es una institución oficial sustentada por la corona, cuyo objetivo principal es controlar el acceso a todos los dungeons conocidos y gestionar las riquezas (sobre todo objetos arcanos y artefactos) que los aventureros encuentran en ellas. La Liga cuenta con el dinero de la corona, y está dispuesta a pagar cantidades importantes de monedas por según qué artefactos.

La Liga ofrece licencias de exploración a cambio de que los aventureros entreguen una parte de lo que encuentren en los dungeons que la Liga gestiona, aunque siempre pagan una cantidad de monedas que ellos mismos estipulan. Por suerte hay muchos dungeons desconocidos, que se encuentran fuera de su radar.

La Liga tiene varias sedes repartidas a lo largo y ancho de Los Territorios, y la mayoría de buscadores pertenecen a ella, pues la Liga los mantiene informados de todas las ruinas, templos olvidados, dungeons, etc. que se localizan, lo que supone una fuente de aventuras inagotable para el Guardián.

En el capítulo Grupos de Poder puedes encontrar la descripción de La Liga de Buscadores así como sus requisitos, beneficios y obligaciones a la hora de formar parte de ella.

Habilidades de profesión: Arcanos (+10%), Atletismo (+10%), Escribir lengua (+10%), Esquivar (+10%), Forzar cerraduras (+10%), Percepción (+20%), Sigilo (+20%), Armas c/c marciales (+10%).

TALENTOS DEL BUSCADOR

Orientación: a base de perderse y encontrarse en lóbregos dungeons y ruinas olvidadas, el buscador ha desarrollado un sentido de la orientación que le permite localizar el camino hacia su destino en las condiciones más extremas.  Para usar este talento debes decir al Guardián qué es lo que buscas en el dungeon donde te encuentras (la salida, una sala concreta, etc.). Debes tener conocimiento del lugar al que te quieras dirigir, ya sea porque lo has visitado con anterioridad o has investigado sobre él de alguna manera (leyendo antiguos legajos o tomos, preguntando a otros que se internaron en el lugar antes que tú, etc.). Una vez decidido el destino que buscas debes superar una tirada de Percepción modificada por la dificultad que decida el Guardián (y que tendrá que ver con el grado de investigación o familiaridad que el buscador tenga con el destino concreto que busca). El Guardián mantendrá el modificador de dificultad en secreto, para que el buscador no sepa si ha tenido éxito o no en su tirada. Este talento solo es válido para edificaciones y dungeons, no para orientarse en plena naturaleza (un bosque, un desierto, etc.)

Ejemplo: McMartin es un buscador que tiene un 65% en Percepción. Se encuentra explorando un viejo templo de Tsathogghua. Antes de adentrarse en él ha investigado en la Liga de Buscadores de Sotobosque sobre el templo en cuestión, y ha averiguado que oculta una sala de adoración donde los cultistas ofrecían sacrificios y artefactos a su dios Primigenio. Una vez entre los muros del templo McMartin decide usar su talento de orientación para localizar la sala de adoración. El Guardián decide que dada la investigación previa llevada a cabo, el modificador de dificultad es Muy Complicado (–20%), pero no se lo dice al jugador. El jugador tira el d100 y saca un 49%. El resultado sería un éxito por su puntuación de 65% en Percepción, pero el modificador hace que el éxito se consiga con un 45% o menos, por lo que McMartin ha fracasado a la hora de orientarse. El Guardián le indica al jugador una dirección equivocada, que llevará a McMartin hasta una trampa mortal…

Amuleto de Virtud: el buscador, mejor que nadie, sabe que su tiempo es oro, el oro que ha perdido en numerosas ocasiones por tener que dejar un dungeon para retirarse a eliminar su Corrupción temporal. Por ello, puede crear un artefacto único llamado Amuleto de Virtud, capaz de anular hasta dos puntos de corrupción temporal sin necesidad de desplazarse a su foco de virtud. Por cada punto de corrupción que el buscador elimine con su amuleto deberá pasar 8 horas de descanso, en las que no podrá realizar ninguna otra acción que no sea dormir o meditar.

Un Amuleto de Virtud puede ser cualquier objeto que tenga un significado especial para el buscador, desde una joya familiar hasta una espada a la que tenga en gran estima. El buscador debe pasar una semana en su foco de virtud, realizando un complejo ritual que aprende en la Liga de Buscadores. Una vez finalizado este tiempo, el objeto pasa a ser su Amuleto de Virtud. Es posible que el amuleto se rompa o se pierda, en cuyo caso el buscador deberá realizar de nuevo el ritual. Hay que tener en cuenta que el Amuleto de Virtud debe ser siempre un objeto con un valor sentimental para el buscador. No vale cualquier cosa, y el Guardián será siempre el que tenga la última palabra para decidir si un objeto es válido o no.

Cuando un Amuleto de Virtud ha absorbido dos puntos de Corrupción temporal se puede recargar. Para recargarlo se lleva a cabo de la misma manera en que se eliminan los puntos de Corrupción temporal del aventurero. Un buscador puede acudir a su foco de virtud para recargar el amuleto o para curarse a sí mismo, pero no para las dos cosas a la vez.

Detectar Corrupción: a lo largo de su carrera, el buscador ha sufrido en tantas ocasiones los efectos de la Corrupción que es capaz de detectar la Corrupción de un lugar, artefacto o criatura utilizando su Percepción. Puedes hacer una tirada de Percepción, modificada por el nivel de Corrupción de lo que quieres detectar, para saber si algo o alguien está o no corrupto. El modificador a la tirada solo lo sabrá el Guardián.

Ejemplo: Lorgana es una buscadora con Percepción de 85%. Se encuentra en una pequeña villa, investigando la inquietante desaparición de los primogénitos del lugar. Lorgana sospecha que el burgomaestre está relacionado de alguna manera con los hechos, por lo que decide usar su talento de Detectar Corrupción en él. El Guardián sabe que el Burgomaestre es el líder sectario que ha orquestado todos los secuestros de los primogénitos para realizar un sangriento ritual a Y’Golonac. Su Nivel de Corrupción es Demoledor (–40%). El jugador de Lorgana tira su Percepción y saca un 33%. A pesar del modificador de –40%, que le da un 45% de éxito, Lorgana se da cuenta de que el burgomaestre tiene un alto grado de Corrupción. Ahora depende de ella cómo usar esta información.

Resistencia a la Corrupción: la experiencia del buscador con los lugares y seres corruptos ha lograd que el buscador sea capaz de resistir la Corrupción mejor que otros aventureros. Sumas +10% a tu tirada de Virtud para resistir la Corrupción por cada 20 puntos que tengas de Virtud.

Ejemplo: McMartin trata de usar un anillo que le confiere un modificador de +20% al desvío. Lo malo es que el anillo está corrupto (nivel de Corrupción Normal –5%). El jugador tira Virtud para resistirse a la Corrupción. McMartin tiene un 45% en Virtud, pero como posee el talento “Resistencia a la Corrupción” suma un +20% más a la tirada (+10% por cada 20 puntos en Virtud), por lo que tiene un 65% en la tirada de Virtud, que modificado por el nivel de Corrupción del anillo (–5%) le deja un total de 60% a la tirada de Virtud.

Acróbata: los dungeons no siempre muestran accesibles todas sus galerías. El buscador ha desarrollado la capacidad de alcanzar su destino utilizando los elementos de su entorno. Sumas a todas tus tiradas de Atletismo un +25%. Así mismo, las penalizaciones por armadura que sufres se dividen por dos (redondeando hacia abajo). El acróbata también posee una modificación de +20% cuando anda o bucea. El talento de Acróbata solo es efectivo cuando te encuentras en un dungeon, no es válido en la superficie (como en un bosque, ciudad, desierto, etc.) 

Descifrar inscripción: el buscador es capaz de descifrar inscripciones aún cuando no conozca la lengua en la que están escritas. Debes superar una tirada de CON x 4 para descifrar una inscripción concreta, modificado según la dificultad que estipule el Guardián (que mantendrá en secreto, por lo que puedes leer una inscripción de forma errónea al creer que has superado una tirada, cuando en realidad no lo has hecho). Mediante este talento solo puedes descifrar inscripciones pequeñas, que no ocupen más que el equivalente a la cara de un pergamino.

Cerrajero experto: para realizar su profesión de manera más eficaz, los buscadores suelen mejorar sus conocimientos de cerrajería con la finalidad de invalidar cualquier cerradura o trampa mecánica que se encuentren. Si eliges este talento, debes decidir si te especializas en cerraduras o en trampas (puedes elegir este talento dos veces):

Especialista en cerraduras: abres de manera automática todas las cerraduras ordinarias. Para el resto puedes realizar dos tiradas y quedarte con la de mejor resultado.

Especialista en trampas: puedes desactivar de forma automática todas las trampas mecánicas que tengan un modificador de dificultad Complicado o menor. Para las trampas más complejas (nivel de dificultad Muy Complicado a Legendario) puedes realizar dos tiradas y quedarte con la de mejor resultado. Al escoger este talento no sufres la penalización a la tirada de desactivar trampas si no eres buscavidas (usar la habilidad a la mitad de puntuación. Ver el capítulo Habilidades)

Detectar trampa: a base de sufrir los diferentes tipos de trampas que se encuentran en los dungeons, el buscador ha desarrollado el talento para detectarlas de forma innata. Si al entrar en una sala o corredor te detienes durante 10 minutos y observas el lugar con atención, puedes hacer una tirada de SUE x 5. Si la superas el Guardián te dirá si hay o no trampas en el lugar (pero no te dirá ni el número ni la ubicación). Si quieres buscar trampas después de tener éxito en la tirada de SUE, tendrás un modificador de +15% a la tirada de Percepción; ese modificador también es extensible a todos los aventureros que busquen trampas en el lugar. Al escoger este talento no sufres la penalización a la tirada de buscar trampas si no eres buscavidas (usar la habilidad a la mitad de puntuación. Ver el capítulo Habilidades)

Puñalada: cuando el buscador esquiva con éxito, es capaz de asestar una puñalada a su adversario si lleva equipada un arma c/c simple y se encuentra a distancia cuerpo a cuerpo. Haces una tirada de armas c/c, y si la superas infliges el daño del arma equipada. Esta es una acción gratuita, englobada en la acción de esquiva.

Sombra: el buscador es capaz de moverse silenciosamente y no sufre ningún penalizador por su armadura en las tiradas de Sigilo. Además, suma un modificador de +15% a todas sus tiradas de Sigilo. Si posees el talento puñalada, tu primer ataque en un combate podrá ser un ataque de este tipo como acción gratuita, siempre y cuando lleves equipada un arma c/c simple. Este ataque especial solo podrá efectuarse una vez por combate, al comienzo de tu primer turno de combate.