En el pozo. Análisis de una partida (parte 2)

roslofqueenofthedemonwebpits

Os dejamos con la segunda parte de la crónica realizada por Daniel Delgado de su experiencia al dirigir la aventura “En el pozo“, un módulo especial para Halloween de Dungeons & Cthulhu, cuya primera parte podéis leer aquí. Esperemos que os guste tanto como a nosotros.

PARTE 2 EL POZO. UNA AVENTURA PARA DUNGEONS AND CTHULHU

Después de haber descansado un par de minutos, nuestros aventureros continuaron sus desventuras.

Buscaron entre las paredes qué podía significar tanto garabato, hasta que Zack declaró que quería buscar puertas o compartimentos ocultos (¡Coño me dije! Hacia años que no oía a un jugador buscar por algo específico, la sorpresa fue tal que decidí recompensarlo bajando la dificultad para encontrar una piedra un poco suelta. Lo justifiqué de una forma fácil; nuestro captor en su huida había recogido algo de la piedra y había dejado marcas en el polvo que rodeaba el hueco. Huelga decir que el jugador ya estaba tirando el d100 y diciendo dame un 40 daditos, dame menos de un 40… cosas del d100 se entiende muy fácil ).

Encontraron un hueco con dos pergaminos dentro, decidieron ojearlos y tras una tirada de escribir lengua sunirio antiguo, nuestro querido Zíngaro (tras sacar un crítico decidí recompensarlo con la traducción del pergamino íntegra. Posteriormente, al pasar a la siguiente sala y debido al crítico, decidí que reconoció en el suelo los lugares donde hacer el ritual. Se lo había ganado.) afirma que estos pergaminos son algún tipo de ritual para dar ánimos y fe. Nuestro querido Zack el buscavidas afirma que es un ritual para traer a una mujer que te hace favores sexuales hasta morir (obviamente falló la tirada. Lo curioso del asunto es que les comenté que no les iba a decir el modificador negativo de la tirada y que cada uno decidiese qué versión era la correcta. Creo que funcionó, porque al llegar al sitio del ritual decidieron no jugar con cosas que no conocían y no lo ejecutaron, más por miedo por no saber qué traían, que por una mujer que te mataba a favores sexuales, creo…).

Al levantar la cabeza vieron que en la siguiente habitación había en el suelo unas marcas pintadas en sangre que rápidamente Zíngaro reconoció como el lugar para ejercer el ritual. Hubo discusiones hasta que decidieron que sería mejor no ejercer ningún tipo de ritual en una habitación llena de sangre y huesos (¡Sorpresa!, la ambientación del módulo estaba empezando a hacer efecto, mis jugadores empezaron a pensarse cada movimiento, la opresión y el terror a morir en cualquier momento les rondaba la cabeza. Bajo mi punto de vista quizás pensaban que iban a traer a Nyarlathotep o algo peor. El juego o el módulo tiene un fuerte componente a muerte y decadencia, y creo que se estaba empezando a sentir en la partida. Señores creadores del juego, creo que se cagaron en usted un par de veces en la aventura… ¡Ah, me había olvidado! En este punto de la aventura nuestro amigo el buscavidas marchaba por ahí con 1 punto de vida. Le recordé que el clérigo tenía una habilidad que podía curarlo. El clérigo dijo que no, que para más adelante… Nos quedamos callados unos segundo y continuamos).

–Que no– decían dos del grupo–, que no hacemos un ritual en este lugar que ni sabemos donde estamos.

Y mientras discutían Thardas decidió abrir una puerta un poco a ver qué había detrás. Un aire fétido recorrió la habitación parando la discusión. (Vale lo describí como un olor a mierda y carne podrida mezclada con gases esperando a salir de un hueco durante años… pero no voy a decir eso en un resumen. Digo yo). En ese momento Thardas empezó a pensar que necesitaba salir de ahí con algo de oro o dinero tras fallar una tirada de Virtud y pillar un punto de corrupción temporal.

(Aquí voy a hacer una pausa, quiero hacer una queja al creador del tema de la Corrupción porque no me quedó claro como se debía rolear una corrupción temporal. Así que decidí que fuera obsesión por el dinero… Si fallaba más se iría convirtiendo en un gollum mezclado con un profundo. Me consta que están trabajando en un sistema de locura relacionado con las tiradas de Virtud. Aún así al jugador le encantó y empezó a rolear a su personaje, de hecho, creo que una burrada que nadie haría la hizo por llevar su Corrupción al pie de la letra. Quien coño mete una mano en una piscina que huele a caquitas y de un color verde con burbujas para coger un anillo de oro… Pues eso, increíble).

­–¿Que coño es eso?– dijo uno.

Habían visto una piscina de color verde asqueroso, con burbujas con gases y toda la sala llena de huesos sin rastro de carne, en otros casos miembros cercenados y colgando de piedras en las paredes. Flotando en esa masa viscosa había un cadáver de lo que parecía un noble o eso decía su anillo de varios quilates de oro, aún incrustado en un dedo que mantenía su carne intacta pero podrida.

Thardas preguntó si podía coger el anillo estirando su cuerpo por encima de la piscina o algo (Dios mío, al preguntar esto se me hizo la boca agua, no me lo podía creer. Imposible, ya me voy a cargar a uno pensé. Que creéis que le contesté…).

Sí, si te estiras lo suficiente lo coges– le espeté, intentando disimular la emoción.

–¡Espera! –gritó Zack­– ¿Cómo te vas a acercar a esa cloaca de mierda? –(Se me bajó en ese momento toda la emoción… fue como pensar que vienen los reyes magos y equivocarte con el día)–. Tira un cadáver primero a ver si hay algo ahí (mmmm, volvieron los reyes magos).

Después de coger un pobre infeliz y lanzarlo a la piscina, vieron como el agua empezaba a moverse de una forma no natural, enseguida vieron como un tentáculo de 3 metros salía del agua y se agarraba a una esquina de la piscina, luego otro, luego otro. (Aquí les pregunté a los jugadores que si no iban a hacer nada, porque estaban callados mirándose unos a otros. Decir que cuando comienzo mis partidas no hay marcha atrás. Es decir cuando describo una escena si nadie me interrumpe no hay marcha atrás, por lo tanto la escena comienza con el bicho con medio cuerpo fuera antes de que hicieran nada nuestro queridos sufridores…)

–¡Corred insensatos!­– Se oyó.

(Aquí llegaba el punto fuerte de la aventura y por desgracia se nos empezaba a hacer tarde, no quería que la partida durase más de 2 horas y empecé a acelerarlo todo. Quizás fue un error no recrearme en el bicho y en la persecución y dejar el final para una segunda sesión. Sin duda si lo vuelvo a dirigir me recrearía mucho más en esta parte, ya que es básica para los acontecimiento posteriores, aunque me cueste 2 sesiones. La aventura está tan bien escrita que se nos había pasado el tiempo a todos sin darnos cuenta.)

Las escaleras estaban cerca y parecía que subían y subían y no llegaba el final. Por detrás ,una masa enorme intentaba salir de la piscina, y lo logró. Olfateó el aire y enfiló hacia las escaleras mientras sentía como una flecha lanzada por uno de nuestros aventureros impactaba contra su cuerpo sin apenas hacerle un rasguño.

­–Mejor no tiro más flechas­– se oyó en la sala.

­–¡Por tu padre Zack no nos falles ahora! ¡Abre esa puerta!

–Tranquilos, eso está hecho. ¿Cuando os he fallado?– dijo Zack.

Silencio absoluto en la sala, menos el ser del agua claro.

–Klick ,klick, Crack…– (Sí lo sé, soy un cabrón, pero había que darle emoción)­–. Oyes como se abre la puerta Zack.

(Aquí quiero parar para decirle al señor Luis Ángel Madorrán: tiene usted una grandísima mala leche para poner una trampa que se activa al lograr abrir la puerta tras forzarla, cambiando los siiii por los que!!!!!!! y manda a los jugadores escaleras abajo. Eso no se hace y lo sabe. Me voy a leer todas sus aventuras desde ahora y vigilaré de cerca para que no se repita hombre… Eso no se hace señor. Para ser sincero me encantó, y pienso usarlo la próxima vez que dirija el módulo en las dos puertas!! Lo que pasa es que nos quedábamos sin tiempo y omití esa trampa)

Nuestros aventureros subieron a toda leche hasta la segunda puerta, mientras la bestia intentaba pasar por las puertas, forzando con sus tentáculos las columnas que las sujetaban. El primero que llegó vio un pozo con unas estacas al final, una cuerda y unos asideros que rodeaban las paredes subiendo en vertical… (Bueno no voy a describir la sala entera, bajaros el módulo y miradla vosotros mismos con los magníficos mapas que tiene)

(Esta parte me da vergüenza describirla porque nunca había visto algo tan patético, más que las cadenas del principio. Entre otras cosas lo que estaba claro es que había que subir pero los hechos fueron más o menos los siguientes. )

Zíngaro intentó mover la cuerda del medio para no saltar… ¿¿¿tirando el arco a la cuerda??? Falló la tirada.

Thardas intentó subir las paredes varias veces, fallando como 3 veces la primera tirada; es decir intentaba subir y se caía de culo.

Zack saltó hacia la cuerda, subió un poco y empezó a moverla para que subieran.

Zíngaro subió y acompañó hasta arriba a Zack, para darse cuenta que había una reja que no se podía abrir. (Aquí cambié el mensaje de las palancas y lo coloqué arriba)

Thardas subió un poco de cuerda y calló al vacío (Una pifia en el momento adecuado y encima no le quedaban puntos de suerte). Tuvo suerte y no se hizo mucho daño. Pero como no hay mal que por bien no venga, encontró unas palancas ahí abajo (primero dijo que quería meter los dedos por los agujeros de las estacas… No quise ser más cruel...).

–Las muevo las dos para arriba– dijo Thardas al tiempo que subían las estacas en el plato. (Les dejé bien claro que tenían dos intentos y si no tenían dos opciones: o morir aplastados o saltar hacia abajo unos 60 metros. Hubo un medio amago de qué habilidad tiro para eso, pero quedó bien claro que debían discurrir ellos mismos sin dados… Su suerte dependía de un acertijo y de saberlo como personas, jugadores y la madre que los parió.)

(Les di tiempo para discurrir, pero tampoco quería que se rompiese el clímax. Mientras pensaban, yo continuaba relatando cómo el ser del agua rompía columnas y empezaba a entrar en la habitación del pozo. Para vuestras mercedes cito el acertijo: “Álzate Oscuridad ….Derrota a la Luz”)

–Muevo las dos para abajo– dijo uno.

–Veis como continúan subiendo. Ya debéis poneros de rodillas si no queréis perder la cabeza…

­–Subo izquierda y bajo derecha dijo otro.

–Oís un crack y veis como la rejilla se abre de golpe. (Al decir eso os puedo asegurar que los jugadores soltaron una tensión enorme, creo que nunca habían tenido que adivinar un acertijo sin tiradas de idea, mente o algo… ¿Realmente estaba pasando esto en un juego de rol tipo Dungeons & Dragons?)

Lo siguiente lo describiré rápido para no aburrir. Suben, ven al cojo que sale corriendo y lo alcanzan sin tirada. Lo amenazan. Les suelta que Cthulhu blablablá y ¡lo lanzan al pozo al pobre cojo!.

Fin de la aventura.. y salieron vivos

—————————————————–

Mis opiniones tras la aventura se resumen en dos frases bien sencillas:

Felicidades porque el sistema apunta a ser muy divertido y la ambientación parece sublime. Pero no compliquéis el sistema más de la cuenta, intentad que todo sea sencillo y puede ser que guste. A mi me está gustando.

Señor Luis Ángel Madorrán es usted un grandísimo…. señor del Inframundo… pensando putadas para los jugadores.

Felicidades, se ha logrado lo que buscábamos en el juego al empezar la sesión: divertirnos y olvidarnos del tiempo. A fin de cuentas es lo importante, ¿no?

PD: Por si alguien se lo preguntaba… Lavinia la posadera está soltera.

2 Comments

  1. No se a quien le puede interesar una partida y encima mal contada jaajja. Gracias por compartir ambas partes, me siento alagado.

    • Guardian del Dungeon

      4 diciembre, 2015 at 5:42 pm

      Gracias a ti por compartir la crónica. A nosotros siempre nos resultan interesantes las experiencias de otros con el juego, y aprendemos muchas cosas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

© 2017 DungeonsAndCthulhu

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: