Concepto de “Bahía Espinosa”. Ilustración de Klaus Pillon.

¡Bienvenidos de nuevo a “El Shoggoth Pisador”. Habéis vuelto porque no os quitáis las palabras de maese Goldwin de la cabeza, ¿verdad? No os culpo, si sois unos aventureros como está mandado, la tormenta que se cierne sobre Bahía Espinosa habrá puesto todos vuestros sentidos de cazarecompensas en alerta. Sin duda es una oportunidad única para labrase algo de fortuna ayudando a los ciudadanos más pudientes de esa ciudad ante la tormenta que se avecina. Seguro que os sabrán recompensar, y si lo hacéis bien, quizá incluso llaméis la atención del mismísimo barón Lonsdale. He oído que tiene una hija en edad de desposarse, y que está buscando un buen pretendiente. Quien sabe, si jugáis bien vuestras cartas, alguno de vosotros podría llegar a ser el próximo barón de Bahía Espinosa.

Plano de Bahía Espinosa, por Jorge Carrero. El plano viene incluido en el módulo.

Como sabéis, la próxima semana arrancamos la campaña de Verkami para tratar de sacar adelante la segunda aventura oficial de Dungeons & Cthulhu: “La Siniestra Fortaleza de Bahía Espinosa”. Ya podéis seguir la campaña para recibir un anuncio el mismo día en que arranque. Para los mecenas más madrugadores tenemos un precio especial: SEGUIR LA CAMPAÑA.

En esta entrada os queremos contar alguna cosa sobre la ciudad donde se ubica la aventura: “Bahía Espinosa”. Se trata de una ciudad de tamaño medio, cuya riqueza se concentra en la actividad comercial de su puerto. En ella, los aventureros podrán encontrar todo lo que precisen para establecer una base para sus aventuras, pues tendrán a mano comercios, posadas, templos, etc.  El Juez también podrá utilizar la información del módulo para desarrollar aventuras urbanas de Dungeons & Cthulhu. Bahía Espinosa es una ciudad antigua, y nadie sabe los secretos y amenazas que puede ocultar.

La ciudad de Bahía Espinosa ha sufrido cambios notables en los últimos diez años. El hecho de contar con la dirección de uno de los barones del rey ha aportado un considerable apoyo logístico y monetario a su crecimiento. Su particular ubicación a orillas del Océano Áldico le garantiza un constante flujo de comerciantes y viajeros que quieren desplazarse por la costa y no quieren arriesgarse a los caminos y sus peligros. Resulta curiosa esta mentalidad, pero todavía hay muchos habitantes de los Territorios que ven en el mar la barrera ideal para protegerse de la amenaza de los pellejos, a pesar de la patente amenaza que suponen los Profundos, sobre todo tras la caída de Puerto Gris.

LA CIUDAD DE BAHÍA ESPINOSA

Bahía Espinosa recibe su nombre debido a las afiladas y mastodónticas formaciones rocosas que protegen su bahía por el oeste. Al actuar de barrera contra el océano abierto, permite que las aguas del puerto estén protegidas contra los caprichos climatológicos. Además, la entrada por el norte es sencilla para las embarcaciones, por lo que, en consecuencia, podemos decir que su puerto es cómodo y seguro.

La ciudad comenzó como un puerto de atraque sencillo. Su ventajosa ubicación resultó ser provechosa, por lo que de inmediato comenzaron a apretujarse las tabernas, burdeles y demás parásitos en torno a su pequeño puerto. Poco a poco fue ganando en respetabilidad, ya que la mayor afluencia de gente con mejores capacidades económicas comenzó a dar sus frutos: un puerto mayor, locales más lujosos y comercios permanentes. Las guerras en el sur preocupaban a todos por igual, pero aquí en el norte todavía había posibilidad de seguir prosperando.

Hace veinte años, tras la caída de Puerto Gris, el pánico general se adueñó de casi todas las poblaciones costeras de los Territorios. Se esperaba con ansiedad la llegada de nuevos viajeros que contasen más detalles acerca de lo que había ocurrido allí. La gente estaba aterrada, y comenzó un discreto éxodo alejándose de las costas. Sin embargo, a pesar de la nueva amenaza marina, la perspectiva de arriesgarse a establecerse en alguna de las poblaciones del interior también tenía unos riesgos que muchos no podían permitirse abordar.

La llegada de Aidan Lonsdale y Evelyn Gridley a Bahía Espinosa fue recibida con mucha alegría. Contaban con el apoyo del rey, y estos dos héroes ya habían combatido contra la amenaza de los Profundos una vez, y prevalecido. Con la renovación de su Fortaleza y la construcción de la nueva muralla, Bahía Espinosa experimentó un crecimiento espectacular hasta convertirse en la ciudad que nos podemos encontrar en la actualidad.

La ciudad se encuentra dividida en tres barrios por dos grandes avenidas: la Vía del Rey, que cruza la ciudad de norte a sur, y la Vía Ancha, que parte de la avenida anterior y sale por la Puerta Este. Esta Puerta Este es la mejor fortificada de toda la muralla, ya que es la que se abre hacia el Bosque del Oeste. Las puertas Norte y Sur también son de una solidez considerable, aunque su guarnición es menor.

BARRIO DEL PUERTO

El Barrio del Puerto es el más populoso. Contiene las primeras construcciones que se hicieron en la ciudad, aunque acumulan tantas reparaciones que son casi indistinguibles de los edificios que han aparecido en los últimos veinte años. Las casas están, en su totalidad, apretujadas. Tabernas, burdeles y almacenes están dispersos por sus calles sin ningún tipo de orden. Estas calles son estrechas y opresivas, con la gente intentando apretujarse en el menor espacio posible para mantener el calor. Aquí y allá hay braseros enormes en las calles que los ciudadanos se encargan de mantener encendidos día y noche. El barón ha expresado su oposición ante tales medidas, argumentando que el riesgo de incendio es enorme, pero les deja hacer para que las familias más pobres puedan disfrutar un poco del calor en este invierno tan duro.

Hay bastante pobreza dispersa por todo este barrio, ya que a medida que aumentaban las defensas de la ciudad, la población de refugiados (legales o ilegales) ha aumentado también. Por ahora, el equilibrio de paz se mantiene, aunque la situación para algunos es bastante desesperada. Actualmente, las tabernas con más prestigio del barrio (dentro de la economía disponible) son Las Siete Dagas y La Hoja Ardiente. La Compañía naval Nantés también gobierna parte de la zona: posee dos pantalanes con exclusividad, tres grandes almacenes para barcos, y el edificio central de la compañía: una mole de piedra rojiza cerca de la muralla sur.

BARRIO DEL TEMPLO

El Barrio del Templo es el que se encuentra al noreste de la ciudad, con la Plaza del Cedro en su centro. El Templo de Pelagia se encuentra aquí: un edificio enorme y recio construido junto a la plaza. Ha sufrido algunas ampliaciones en los últimos años, siendo el último añadido un modesto campanario que ya está en uso, a pesar de tener los andamios todavía a su alrededor, como una telaraña. Una vez por semana se celebra un mercado de productos locales en la plaza, y muchos comerciantes han desplazado sus mercancías a este distrito para aprovechar esa afluencia de público y disfrutar del mayor prestigio y seguridad de este barrio con respecto al del Puerto.

BARRIO DE LA GUARDIA

Por último, el Barrio de la Guardia se encuentra al sudeste. Es un barrio más residencial que el del Templo, con muchas familias adineradas viviendo aquí en las casas más grandes y lujosas que hay en toda la ciudad. El nombre de este barrio viene dado por los diversos edificios ocupados por la guardia de la ciudad a modo de barracones, cerca de la muralla.

 

Bahía Espinosa no es la más grande ni la más hermosa de las ciudades de los Territorios, pero es sin duda un puerto comercial importante, lleno de habitantes orgullosos de su ciudad, y numerosos viajeros contentos de hallarse tras la seguridad de sus muros. Al menos por ahora.

 

Haz clic en la imagen para seguirnos en nuestra campaña de Verkami