Fantasy-City-Dark

Mientras vamos desarrollando las diferentes reglas de Dungeons & Cthulhu, estamos recibiendo diversas opiniones y críticas por aquellos que nos leéis en este blog o nos seguís en Facebook o Google+. El caso es que uno de los comentarios que más estamos escuchando es el temor al alto índice de mortalidad que tendrá el juego.

Y sí, es cierto que la muerte está muy presente en el juego, y que, además, no existe posibilidad alguna de resurrección. Esto puede resultar frustrante para aquellos jugadores que quieren labrar un futuro para sus aventureros y convertirlos en un referente para el resto de habitantes de Los Territorios. No nos parece mal esa motivación, y por eso hemos decidido incluir los Puntos de Destino en las reglas. Por dos razones:

La primera es que refuerzan la condición de héroes de los personajes, y la segunda que añaden un elemento a las reglas mediante el cual los personajes podrán realizar ciertas proezas que están más allá del alcance del resto de los mortales.

Sin más preámbulos os detallamos todo lo relativo a los Puntos de Destino. A ver qué os parece…

En Dungeons & Cthulhu los personajes no son héroes al uso, sino aventureros que tratan de buscarse la vida en un mundo cruel y peligroso. Sin embargo hay algo en ellos que los hace destacar por encima de la mayoría de los mortales. Tal vez sea su propia condición de aventureros, o quizá que estén llamados a realizar gestas que cambiarán el destino de Los Territorios. Sea como fuere, los personajes cuentan con Puntos de Destino, que podrán utilizar para lograr cosas que están más allá del alcance del resto de los hombres.

Puedes gastar o sacrificar tus Puntos de Destino. Cuando gastas un Punto de Destino, lo pierdes hasta la siguiente sesión de juego, en el que vuelves a disponer de él. Cuando sacrificas un Punto de Destino lo pierdes para siempre.

GASTAR PUNTOS DE DESTINO

A continuación se detallan los efectos que se pueden conseguir cuando gastas un Punto de Destino. Todos ellos están orientados hacia el combate, y el efecto dura tanto tiempo como se prolongue dicho combate. Gastar un Punto de Destino no consume ningún tipo de acción, pero hay que hacerlo dentro del turno del personaje.

  • Lanzas 2d100 en totas las tiradas de ataque y te quedas con el mejor resultado.
  • Logras un +10% de Desvío.
  • Tienes una acción extra durante todos los turnos del combate.
  • Consigues 10 pv temporales.
  • Haces +3 puntos de daño extra con cada uno de tus ataques.
  • Tienes 2 PR al daño.

Puedes gastar más de un Punto de Destino (si dispones de ellos) durante un combate, incluso en tu mismo turno. Los efectos pueden sumarse entre sí.

SACRIFICAR PUNTOS DE DESTINO

Los Puntos de Destino se pueden sacrificar, sobre todo cuando las cosas pintan muy mal para un personaje. Cuando se sacrifica un Punto de Destino se pierde para siempre. Puedes sacrificar puntos que hayas gastado en un combate; simplemente no los recuperarás para la siguiente sesión. Los efectos que se logran al sacrificar Puntos de Destino son los siguientes:

  • Muerte oscura. Cuando tu personaje muere definitivamente puedes sacrificar un punto de destino para evitarlo. El efecto no tiene por qué ser inmediato, es posible que el Guardián considere que el personaje ha sido dado por muerto o ha desaparecido, para “volver a la vida” unas horas o unas sesiones después. Sin embargo mantenerse con vida de esta forma exige un coste más allá del sacrificio del propio Punto de Destino. Cuando un personaje “no muere”, pierde un nivel de experiencia por el trauma sufrido. Aparecerá con un nivel menos del que tenía, y con tantos PX como el mínimo del nuevo nivel más uno.

Por ejemplo, si Harvestat muere estando en nivel 4 (con 12.456 PX) y utiliza un Punto de Destino para mantenerse con vida, cuando vuelva lo hará en nivel 3, y con 5.001 PX (5.000 por ser el mínimo del nivel anterior más 1 punto). Harvestat pierde en el proceso 7.455 PX, pero al menos puede vivir para contarlo.

  • Puedes eliminar todos los estadios de Corrupción temporal que tengas sin necesidad de acudir a tu Foco de Virtud.
  • Sumas 15 puntos de vida a tu total.
  • Consigues 50 puntos de habilidad para repartir entre las habilidades que consideres oportunas.

GANAR PUNTOS DE DESTINO

Los personajes empiezan con 1 Punto de Destino en nivel 1, y ganan un nuevo punto cada 5 niveles; es decir, en nivel 5, 10, 15 y 20.

Es posible ganar un Punto de Destino si el aventurero realiza una acción que lo merezca a juicio del Guardián. Sin embargo esta recompensa es muy rara, y solo debería darse en situaciones en las que el personaje realiza un gran sacrificio heroico, tal como aguantar una posición para que sus compañeros huyan mientras el personaje se enfrenta a una horda de enemigos rabiosos, sabiendo que las probabilidades de muerte son casi del 100%. El Guardián es quien determina, en todos los casos, si un personaje merece o no ser recompensado con un Punto de Destino, aunque puede (y debería) tener en cuenta las opiniones de los jugadores.